Sensibilidades, recuerdos y sentidos
Sensibilidades, recuerdos y sentidos

A Mari

 

sin ti nada sería posible

" El tiempo es una cierta parte de la eternidad" 1973--2011
Prohibida la reproducción, copia, total o parcial de cualquiera de estos textos sin previo consentimiento del autor, Registro de la propiedad intelectual del principado de Asturias nº 05/2011/284.
Campos de sueños

A mi Padre
Brillan amapolas castellanas
de tu origen, en tu tierra
la nunca olvidada,
en este día sombrío
se abren mirando al cielo,
después de otro baldío
que trajo la madrugada,
la que cerró tus ojos
para no volver a ver,
el colorido de las amapolas
con la luz de la alborada.

Guardas para el recuerdo
dos hermosas rosas rojas,
una sobre tus pies inamovibles
sin ataduras, sin espinas, libre.
Otra navega por el pensamiento,
como el viento revuelve
tu razón y un sentimiento,
con ésa bandera que peleas
la que agitas y te ilusiona,
esa rosa sobre tu bandera
fue un estandarte y tu corona.

Junto a ti esta tu amada
nuestra madre querida,
para que brotéis otros días
luciendo campos de sueños,
de trigales, rosas y amapolas.

Emiliano “Nani” 18-04-2006
Poesia en un instante

Un minuto profundo
despejó las soledades,
fuego interior y externo,
un momento, un instante.

Vibrante el calor eterno
del pensamiento cercano,
rebosando la esencia
de un tiempo admirado.

Ayer y mañana
hoy vendrá otro día,
un minuto profundo,
un momento, un instante.

En intensas hondonadas,
recoge las tempestades
en tiempos y soledades
abriendo unas miradas.

La estrella en un segundo,
iluminara un presente distante
en un momento consciente,
tú sí lo eres todo, poesía,
pasión, en un infinito instante.

Emiliano “Nani” 01-2006

Oye mi niño

A mi nieto Jairo

Escucha mi niño bonito
las canciones galanas,
sones de tus mañanas
en el regazo infinito.

Canciones que suenan
en tu sentido cercanas,
acordes que redoblan
en tus oídos encantadas.

Mira como te cantan
con trinos melodiosos,
los pájaros en tu alcoba
con mensajes armoniosos.

Te asomas a la ventana
esperando feliz la mamita,
y la del sol y la del día
despertados esta mañana.

Jairo, dichoso, ojos briítos
cara vivaz y redondita,
festejas saleroso dos añitos,
alegría y júbilos benditos.

Emiliano “Nani” 03-2006
UN DIA

Un día,
cuando me cubran,
con tierra,
pondrás sobre mi nicho,
unas hermosas flores,
las que hemos cuidado.

Escribirás en tu mente
aquí fenece mi amor
confundido con la tierra,
luego tu carta me lo dirá,
quizás, otro día...

Emiliano Yeguas 1975
A mi Madre

...y te veo postrada
sin el hilo de aire fresco de la noche
que alimentaba tu corazón bondadoso.
Se cortó luego, en la madrugada,
esta esperanza inútil
de que permanezcas inalterable.
Maldigo estas dos siluetas
en la sombra acechantes y silenciosas.
Una, tu pensamiento y tu mente
oscurecidos por estos avatares.
Otra, tu corazón silencioso
se quebró en esta noche triste.
Y te veo postrada........

Nani
9-Julio-1993

JAIRO

A mi nieto

Ventanas abiertas de nuevo
la espera ya despunta,
que nueva vida aparece
un nuevo día nos alumbra.

Los tiempos y unas razones
con respuestas inconfundibles,
alientos con ánimos vigorosos
y unos hermosos valores.

Árboledas de sueños
y encantos presentes,
con raíces engendradas
y ramas mirando los cielos,
sueños irrepetibles
cándidos despertares,
alegres y amenos amaneceres
de dulces sueños y miradas,
anhelos y deseosos soles
son lúcidos y radiantes.

Tiernas miradas al amanecer
con hondo sentido del llanto,
el que lo es por la vida
y también al anochecer.

Con vuestra sonrisa y miradas,
con la poesía y sentimientos,
tantas veces mencionadas,
y perennes los pensamientos.

Con ésos sabores cariñosos,
de los dos,
uno el de ella,
de sangre y oro,
otro el de él,
ése aroma que es nuevo,
de sangre y oro, hermano.

Nani 03/10/04

POETAS

Muchas palabras románticas
ya lo fueron escritas o dichas,
los versos y poemas descritos
suenan con algunas ausencias.


Algunos románticos repiten
sentimientos ya encontrados,
obsérva los escritos rebuscados
y amores que no se sienten.


El que busca y no siente
queda pronto en el olvido,
no tiene el don del sentir
mucho antes de haberse ido.


El que rebusca no siente
no encuentra la voz nunca,
las palabras, el presente,
huecos vacíos, memoria ausente.


Son palabras dichas y escritas
forman unos efímeros momentos,
son versos, prosas y poemas
que nunca los dejara descritos.
3-5-1983
Al marino del mar adentro

Un rostro surcado de arrugas
marcado el torso por las olas,
lucido con los años por la flor
rosa de vientos y marejadas.


Sin retroceder al temporal
resistiendo del océano divino,
hermosa sabiduría del marino
en ese espacio azul y astral.


Recuerdos infinitos en soledad
pensamientos y colores marinos,
del cielo por el amor del mar
sin inclinarse ante la eternidad.


Albas y auroras marchitas
crepúsculos y puestas de sol,
lindeza del mar porque es bella
agua salada, celestial y bendita.


Manos que recorren los mundos
labios que desean besar en puerto,
tras esas bóvedas azules del cielo
al que vuelan con el pensamiento.


El faro guía tus hermosos deseos,
los momentos tardíos los atardeceres
y antes que el sol de poniente ilumine
con silbidos del viento los atardeceres.


Bravos son tus pensamientos,
los tuyos, los vuestros,
Marinos del mar adentro.


Nani 05-2005
Luna, Lunita, Lunera

A mi nieta Lorena

Luna, lunita, lunera,
brillas aún en el alba,
mi niña te canta y baila
y tu respuesta espera.


Luna llena de Enero
con cielos del invierno,
eres clara, brillante
en noches de sueño,
luces las ilusiones
y paisajes de ensueño.
.


Luna, luz del cancionero,
mi chiquilla baila y canta
alegre, gozosa y contenta
al ver el albor de Enero.


Te llenas para menguar,
menguas al saberte nueva,
y estas nueva para crecer,
mi nena pequeña salta
canta y baila alegre,
pero aún no lo sabe ver.


Tres luceros tiene mi niña
que sepa el mundo entero,
Lorena es mi risueña
como la Lunita de Enero.


Emiliano “Nani” 01-2006

Laran, Laran, Laran.

De la mano cogiditos
Venís jugueteando,
Diez deditos juntitos
Que a coro cantáis.
Laran Laran Laran

Se oyen los trinos
Coreando las voces,
Son los ruiseñores
En arboledas soleadas.
Laran Laran Laran

El jilguero se asoma
Encima de la ventana,
Debajo del alero
Del rocío y la mañana.
Laran Laran Laran

Se oyen los trinos
Saltan las cigarras,
Coplas y canciones
Al oír estas baladas.
Laran Laran Laran

Están gozosos,
Porque pasan
Mis dos ruiseñores,
Como una Lunita
Lorenita,
Como un lucerito
Jairito.
Laran Laran Laran

Nani 03-2008
Sombras del reloj

De una noche y de un día,
de un atardecer
y de una madrugada,
sellando una diferencia
agujas de reloj señaladas.

Marcas una fina sombra
con el sol a contraluz,
con lo lejano y lo presente
rodeando un arco luminoso
y una luz del cielo radiante.

Encuentro en tu sonido
palabras de mis sueños,
como en una nube
que un anhelo envuelve,
tu celestial misterio.

En ningún otro tiempo
desearía verte caminar,
tampoco ansío tenerte
en ningún otro espacio
sin desear pararte.

Relojes silenciosos
sonoros o luminosos
con agujas imanadas,
recordáis un paso
el transcurrir del tiempo,
culturas milenarias
os elevaron a los altares,
unas manos os acarician
y giran y giran
con vueltas y vueltas,
uno entre doce
doce y veinticuatro,
abarcando horas mágicas,
que el cu-cu abra tu ventana
avivando unas miradas,
melodías con canciones
los amores y despertares.

Emiliano Yeguas “Nani” 03-2001
ASTURIAS

Tierra sufrida y oscurecida.
La mina surca tus entrañas, minera;
y nunca olvida tus hombres perdidos.
De aguas claras, bravas, marinera;
que recuerdan sus seres queridos.
"Orbayu", aire fresco, limpio, mañanero,
sabor a lluvia, brisa, niebla penetrante.
Verde, alegre, sidra y su amistad.
Hombres trabajados,
mujeres esculpidas y esenciales.
Este recuerdo tengo aquí
de mi ausencia allá.
Tierra, historia, antepasados.
Algún día...

Nani
Puelles-Villaviciosa
Julio-2001

Imperfeccion

La perfección restringe
el saber de la inteligencia,
la imperfección
es arte inacabado del tiempo,
un Universo,
lleno de lagunas
con vacíos por descubrir.
Se formó el Firmamento
en un pasado original,
el presente,
activo en el tiempo
es su ilimitado caudal,
el futuro,
dinámico y dispuesto
nos guiará a una aurora
en el espacio sideral.
Precisamos una imperfección
en las grandes obras universales,
como parte de un ser inacabado
como humanos imperfectos
como un universo aplazado
como un caos estelar y,
como todo número es cero
ante los infinitos graduales.
Alguien dijo:
hágase la luz
con todo el poder del infinito,
pero la luz no tiene fin
y el infinito es perpetuo
por el espacio imperfecto.


Emiliano “Nani” 02-2006 

SILENCIO
El silencio llega…
y la cúspide de la noche
arrebata las tinieblas,
las profundas oscuridades,
solo un silencio aparece
en la mente del ser
que aún no piensa.

Piensa allí,
piensa ahí,
medita el silencio
con la calma densa,
trueca el aire
rompe el aura,
o el propio viento
barrera tu mente,
con el silencio.

Emiliano Yeguas 1975
Espejo que me miras

Espejo
que me miras airado,
con realidades del cuerpo
fundidos retratos
y semblante enojado.

Ves
las figuras con sombras
reflejadas, luz de un día,
un regalo al mediodía
devolviendo unas formas.

Cortas si rompes,
al ver el rojo alarido,
aúllas angustioso
la sangre que manes
en pupilas encendido.

Espejo
irisas una estampa
una imagen figurada,
retrato que me miras
mira la silueta esbozada.

ves
el brillo del alba,
el sol y tu sangre,
tu sombra en imagen
y tu figura doblada.

nani 12-2005

Lluvia Fina

Lluvia fina,racheada,

Atraviesa el viento
Engalanando enramadas,
Reposa sobre hojas
De olmos altivos,
Lindezas del momento.

Lluvia, sobre las estatuas,
Limpia el paso del tiempo,
De figuras del olimpo
En relucientes pedestales.

Lluvia, que cae suave
Sobre laureles perennes,
El sol dibuja tu arco,
Iris entre hayas de colores,
Mimando sombras de alameda
Sobre bellas aves reales.

Lluvia, fina, ama los rituales
Reverencia las Driadas,
Reverdece las rosaledas,
Y calma los vientos otoñales.

Emiliano Yeguas 5-12-2008

Cuando hablan los ojos

A mi nieto Álvaro

Cuando hablan los ojos
La vida aparece con más ternura,
Se abren las ventanas en el horizonte
Y el sol deslumbra con hermosura.

Cuando brillan los ojos
Se espera cariño, un amor anhelado,
Como los deseos del navegante amado
O la Luna cuando asoma para observarte.

Cuando cierran los ojos
Reposan utopías y el Sol se hace pequeño,
Aviva gozoso y alegre el pensamiento
Y duerme la magia y encanto del sueño.

Cuando lloran los ojos
Las lágrimas corren por las mejillas,
El enojo brota sincero, es sentimiento
Y los océanos adormecen las orillas.

Cuando sueñan los ojos
Se siente el alma, amores correspondidos,
Se instala la dicha, las raíces, lo profundo
Amores elevados, esplendores supremos.

Cuando hablan tus ojos con intensos sueños,
Se cierra el arco iris como una madre amada,
Brillan las amapolas en los anchos caminos,
Y llora el marino al despertar con la alborada.

En todos esos épicos momentos,
Álvaro y los cuatro fundiendo los destinos,
Soñamos el tiempo, el horizonte y la distancia.

Emiliano Yeguas de las Heras “Nani” - Marzo - 2011
Salta, Salta

A mi nieto Jairo

Salta alegre Jairito
Brinca de alegría
Que tu pelo bonito
Reluce en armonía.

Tienes cerca una lunita
Pues danzas con energía,
Canta y brinca la ranita
Con decisión y sintonía.

Imitas a tu hermanita
La de ojos bribones,
Tenéis dos corazones
Como soplos de sirenita.
Nani - 12-2006
Anochecer Marinero

Surgió de la sombra
Y adormeció la niebla,
Ondulando los círculos
De fuego, pasión y llanto.

La espesura del anochecer
Vigila los horizontes,
Como alturas, en este mar
De ensueños y razones.

Otorga la mar un silencio
Y siempre es agradecido,
Describiendo las figuras y
Perfiles de noche oscura.

Esboza siluetas lejanas
y unos infinitos constantes,
Sueños que se enaltecen
Ante las furias bravías.

Belleza en las alturas
Fundida por las aguas,
Que alumbran tu camino
Con bellas luces eternas.

Arboladas de libertad
Atan las redes marineras,
Abarcando las brumas
El frío, viento, y soledad.

Emiliano Yeguas 12-2006

Entre tus manos

Se hallan estos versos
Entre tus manos,
Al aire, al viento,
A la claridad,
Como un abismo de luz
Y fuego.

Una imagen,
Fugaz,
Retiene y atrapa
Los pensamientos,
De envolturas tentadoras,
Las que se acercan
A tus manos,
Llenas de océanos
De agua salada,
Y nenúfares blancos.

Esas manos,
Que enojadas
Señalan unas luces,
Las de otros destellos
Que saben a dulces paisajes,
Están llenas de emoción
Cuando sienten mis versos,
Entre tus manos.

Emiliano Yeguas
Junio 2007

NO SE VE LA CLARIDAD

La muerte acecha,
está siempre postrada
siempre oculta entre sombras,
atenta a la luz,
yo no la veo, nadie la ve,
no se siente cuando pasa
por ahí al lado nuestro,
pero sé que está ahí detrás,
de una barrera imaginaria
que separan ésas dos,
una aquella, la otra no sé...

Corta sesga y llora
se debate sin compasión,
llaman a una puerta
la tenue luz la saca aguda,
dentro de las tinieblas se esconde,
allí reposa allí duerme. 
Emiliano Yeguas 1976
ENCUENTROS

Voy vagando en un mar
solitario y sin puerto,
soñando con volver hallar
nuestro deseado encuentro.

Están junto a mí en el mar
el viento, la lluvia,
que acarician mi rostro
mientras las olas susurran,
un canto melodioso.

Jazmines en tierra bajo la lluvia,
frescos al cálido aliento,
aires limpios y deseosos,
como son los momentos airosos
de nuestros anhelados encuentros.

Emiliano
1974
Neños del alma

Viniste ñeña del alma
Brincando per la mañana,
Buscabes ociosa jarana
Y un refugio de calma.

Ñeñu ya te escondiste
Y llevóme un momentu,
Vite, y´al llombu subiste
Pa cabalgar tol tiempu.

En eses dulces miraes
Nótas´os el semblante,
Como el yugo que une
Les manuques engalanaes.

Pa veme, los dos vinistis
Y les manines vos cogi,
Eramos ñeños del alma
Y tres pétalos de alelí.

Nani- Agosto 2007
MI GUITARRA

Todas las penas
son lamentos de guitarra,
las penas se sienten,
la guitarra se toca,
y su melodía nos envuelve.

Renace el eco en el mar,
y su sonido
endulza mi pena,
así brotaron los pensamientos,
pero mi mente siempre supo
que esa pena se ahogaría,
con el sonido de mi guitarra.

Emiliano Yeguas 1976
AGUA CLARA

(para mi nieta Lorena)

Esa fuente,
ese agua
bajo la tierra
antes escondida,
se siente
y sale a la luz,
de la mañana.
Bajo caminando
sobre esta nube azul,
como el tono alegre
pone fondo a tus pupilas.
Corre
el agua clara,
y con mis manos
puedo sentirla,
fluye el agua
siento su vida.
Sé,
me afano en el camino,
trazo en el aire,
la acierto a ver,
con su semblante
con su figura.
En el fin,
y el ocaso,
que sólo nos da
y otorga el tiempo,
siempre tengo presente,
como en una sima
con suma profundidad...
Así, tu sonrisa.
Así, tu mirada.
Emiliano Yeguas “nani” 9- 2003
Tus manos

Entre montes y líneas
de la vida, mente, corazón,
los valles surcan tus manos,
y fluyen vida, las aguas claras
que pasan ávidas con pasión.

Entre caminos de tus dedos,
llenos de trabajo y de oro
acuden las claras luces del día,
las nubes que anegan el alma
alcanzando el azul del paraíso,
y así poder tocar con tus manos
el eterno infinito, extendidas.

Unas palabras solicito al cielo
y besos en tu frente galana,
también pido versos libres
como los son, el viento,
agua, tierra, y la madrugada.

Siento tu voz muy adentro,
los resoplos y aires frescos
de este rocío en la mañana,
tus manos, con mis manos
y nuestro deseado encuentro.

Emiliano “Nani” 11-2003

Poesía del color

Una luz
Siete colores,
Entran por mi ventana
Iluminando una instancia
Arco iris multicolor
Matices en un instante
Poesía del color.

Una idea en un lienzo
Con sonidos vivaces
Pinceladas en el vacío
Suavizando una tela
Ilustran sentimientos
De imágenes sobre lino
En paisajes de algodón.

Describo un momento
Un entorno
El color que da vida
A una imaginación
La expresada
en un manto
Poesía del sentimiento
Sentimiento del color.

Primeros esbozos
Que reflejan un paisaje
Saltan los colores
Y las rimas encendidas
Es la poesía del color.

Emiliano Yeguas 15-02-2007

Noche

Noche,
que apaga los faroles
en la oscuridad,
ama las estrellas
en las tinieblas,
y ahoga los vientos,
sombras ciegas
amores del marinero.

Noche,
que sofoca los candiles
habita la sombra cerrada y,
recluida en la oscuridad
acaricia un oro negro,
una tenue luz ilumina
la vida, para vivir,
amores del minero.

Noche,
violenta sobre las aguas,
sobre la tierra, impetuosa,
una estrella es la guía
en la negrura de la tierra,
en la espesura del mar,
suaviza, sitúa y orienta,
en espera de otra noche
de una calma silenciosa.

En tierra adentro
se rinde culto especial,
se ensalza la noche
se vive la oscuridad,
y las luces de la luna
reflejan en la tierra
brillos sobre unos ojos,
quieren ver las entrañas
de una tierra y el mar.

emiliano 02-06
Puentes de piedra

Puentes de piedra
Soportando adversidades,
Ríos rebosados
De aguas incontenibles
Y cimientos profundos.

Acorta distancias alejadas
Uniendo destinos,
Los cercanos, los lejanos,
Con cauces de alamedas
Y caminos ya trazados.

Puentes que acortan
Unos momentos,
Unen cielo y tierra,
Azules y verdes,
Almas y cuerpos,
Viaductos del ayer
De hoy y de mañana.

Unos novios amantes
Arrojan sus deseos,
Rosas blancas sobre el agua,
Niños lanzan las piedras
Haciendo los círculos,
Abarcando la vida
Bajo la lluvia.

Devuelven una mirada
Con el albor del mediodía,
En cercanos instantes
Unen cerros y montañas,
Laderas y orillas,
Funden los pensamientos
Los amores y la distancia.

Emiliano Yeguas

“Nani” 11-2008
Medulas

En lo alto del mundo,
Dominando la montaña
Con cimas inalcanzables,
Entre castaños centenarios
Robles, cerezos y acebos,
Se esconde el oro
De la tierra roja,
Como amapolas apostadas
Inundando los caminos,
Sendas trabajadas
Con labores sufridos,
De laureles victoriosos
Dominios de la naturaleza,
La viva historia.

Agua que sube cimas,
Agua de la Cabrera,
Agua del Teleno,
Atravesando galerías
Que enlazan montañas,
Tierra adentro.

Ingenios y creadores,
Explosiones de júbilo
Esclavos de la tierra,
Dominios de grandeza
De paseos y túnicas,
Trajano lo ordena
Plubio el viejo
Nos lo recuerda,
Y el oro reluce
Bendice la tierra,
Abarcando un imperio,
Medulas,
Fuerza, poder y gloria.

Emiliano Yeguas
Junio-2008
Rimar

Nubla ta la mañana
Esperando la collecha,
Faciendo tos l´endecha
Pa recoyer la Meana.


Ta en pedal la peana
Recostá una Verdialona,
Vela una rica señorona
Pol furacu la ventana.


Tais tos pesllaos
Encerraos en la güerta,
Voy tarabicar la puerta
Pa coyer la Collaos.


En cestu va Panquerina
Con´l mozu bien derechu,
Pol camín va d´afechu
En ´l otru lleva cuayadina.


De Tresali ye la Durona
Tien un nombre peculiar,
Como oí mar y pleamar
Dama, Rey y tu corona.


La Regona elevó ´l Herón
Cerca de alisos y senderos,
Robles, castaños, jilgueros
Con bella y hermosa visión. 
Ta la mañana Solarina
Y puestes les madreñes,
La raitana ta cantarina
Po´l senderu nun sueñes.


En tellau ta la ñerbata
Por techu tien una teya,
Quier ver barriga Prieta
Pan tiernu y sidra aneya.


Esa rapaza ye Xuanina
Espera carta del ferreru,
Vanse col viento xineru
Dineru y amores asina.


A Juani gustai el sarao
Baila y danza sin parar,
Depues cocina en el llar
Pa facer pastel de Raxao.


En el monte y la mar
De horizontes y Fuentes,
Tengo los mis amores
Crecientes en pleamar.
Al suelu fuese Ernestina
Pusu to ´l culu moyáu,
En suelu cayó la farina
Reiase un tordu en teyáu.


Tamos d´andecha ¡oh!
Toes juntes apilaes,
Allí con les atechaes
Que ye igual son Pericó.


Alamos altos en La Rivera
En una Clara mañana,
Un ruiseñor te espera
Te asomes a tu ventana.


Enrriba los praos A´rbazal
Hay un Limón Montés,
Voy garrala depués
Y comela debaxo la nozal.


Riu Linares baña La Riega
Y Valdedios une Historia,
Asoma la sota pumariega
Oyendo tonos de gloria.
Manzanes

Rufi hoy si que ta Perezosa
Esta xata berra que berra,
Paez agora que quier guerra
Si antes taba en prau ociosa.


Gayu que vigiles la quintana
Ves la llavandera Blanquina,
Súbete alerta a l´esquinina
Que el raposu llega mañana.


Ye la Teórica piquiñina
Nun pue faltar nel duernu,
Acida, graciosa y rojina
Pa facer el tragu amenu.


Tapa la lluna la Carrió
Ella misma ye grandona,
Pol cielo rames esparció
En mar navega su corona.


La Regona elevó ´l Herón
Cerca de alisos y senderos,
Robles, castaños, jilgueros
Con bella y hermosa visión.


San Roqueña ye una Santina
Asomóse en medio monte,
Pa balancease, que ye altina
Bella galana y de buen porte. 
Distancias

Pienso en la distancia,
La que divide agua y tierra,
Las subidas y bajadas,
El ir y venir
Del oleaje salado.


Arenas que se hunden,
Bañando los litorales,
Acarician mis pies
Sintiendo el infinito
Del horizonte cercano.


Toda la Atalaya asoma,
Aupada con la Historia,
Con el Elogio del Horizonte,
Chillida nos lo subraya,
Fundiéndose con el agua,


Allá en los horizontes,
El viento envuelve su eco,
Son músicas celestiales,
Sonidos, armonías totales,
En los mares colindantes.


Emiliano Yeguas - Febrero 2003

OLVIDADO SILENCIO

Con paciencia delata y notifica
el lógico silencio acostumbrado,
pone límite a la conciencia
y ahoga el acorde en vano.

Aflicción enorme y meditada
ocaso en la noche aguda
sencillez tímida y callada
angustia en el eco y la onda.

Rebotada palabra en el olvido
temor en la multitud vislumbrada,
apacible movimiento situado
esperanza puesta en el tiempo.

Cúspide de maldad renovada
volumen corregido y degradado
enorme e inhumano comentario.

Penumbra sin más.
Silencio...olvido la palabra.

Emiliano 1975

Llave que abre el mar

Despunta la fría aurora,
en la alborada
con mar apacible,
brotan en este amanecer
las luces, el sonido
y mas razones,
para avivar pensamientos
como las alas de sueños
lindando el alba,
así, los navíos,
inundan inmutables,
esos paisajes abiertos
que nos emocionan,
mares bellos y galanes
sembrados por el anhelo
recuerdos o añoranza,
y vernos reflejados
entre sendas de los dedos
señalando el horizonte,
allí al lado,
donde aún duermen
utopías e ilusiones,
ahí está la llave,
en profundos mares
se cobija,
con ideales perennes
y deseos inmortales.

Emiliano Yeguas Octubre 2008

NO TE HE VISTO

Siempre parece que es un sueño
acaso ocurre porque es una realidad,
sobresalto en el anochecer
como el llanto de un niño asustado,
también al despertar.


Piso quizás tu silueta,
te comprimo con mi caminar cansino
para no dejarte suspirar ni sollozar,
queda inmóvil tu semblante
y aléjate de mi sin compasión,
no he acudido
porque no me has llamado nunca
y no necesito tu acidez.


Vete y camina
hacia el horizonte perdido,
allí no me encuentro yo.


Emiliano Yeguas
1978
Contrastes

Del cielo y la tierra,
Con cielo heroico
Y tierra concebida.

Del blanco y el negro,
Con blanco inmaculado
Y negro azabache.

Del agua y el fuego,
Con agua cristalina
Y fuego amoroso.

Del suspiro y alegría,
Con lamento renovado
Y alegría radiante.

Del mar y la tierra,
Con mar de bravezas
Y tierra ennegrecida.

Que notes
Que te atrapen.

Que sientes
Todo tu espíritu.

Que sueñes
Que te duermen.

Emiliano Yeguas- Agosto- 2007

LO SIENTO AL LADO

Bajo por el valle
sinuoso y quebrado,
sintiendo a mi lado
en aliento,
todo el aroma
de primavera.

Así todas estas cosas
que veo y siento 
colman mi alegría,
el primor y hermosura
de estas esencias
va más allá de lo imaginable
y sospechado,
no se puede testificar
el evento.


Hay que sentir el momento
y no perderlo,
porque las cosas cesan,
aunque después
puedan volver y restituir,
pero a lo mejor...
ya no me encuentro.


Emiliano
1979


Nuestros colores

A La Selección Española de Fútbol

De rojos de linajes y castas
Luchas en campos laureados,
Amarillos rozando los cielos
De éxitos y victorias cercanas.

España, orgullo vivo, batallas
Triunfos, acreditada victoria,
Somos testigos en la Historia
Ante generaciones venideras.


Sangre, hierve nuestras venas
Como rosas rojas del camino,
Amarillos relucientes de oro
Y soles, iluminando corazones.


En banderas y campos leales
De rojos y amarillos perpetuos,
Con ánimos, valores gloriosos
Y unos corazones inmortales.


Emiliano Yeguas “Nani” 29- junio- 2008
Mar viva

Ver el interior del mar
es ver la utopía e ilusión,
Análogo a la oscura noche
de profundo sueño velado,
desiertos de agua sombríos
revueltas, silencios y pasión.


Eres difícil y complicado,
la niebla, los vientos
son mezclas de fuerzas,
fuertes e inmortales,
poderío ilimitado
de ímpetus infernales.


Y ningún furor es ciego,
pero impone un silencio
una espera, y un ruego.


nani 6-2005
El Río de oro

Como aires dormidos,

Soñados,
Alcornoques
Habitan desnudos,
Para poder vestir
El torrente de oro.


Tapones del cielo
Que bajan,
A cubrir esa boca
Verde y estrecha,
Y poder sentir
El chorro de oro.


El corcho termina,
Como una figura
Redonda y libre,
Templa la boca,
Asoma, cae,
El río de oro. 


Emiliano Yeguas Marzo 2008

A Lorena

Brota la esencia cristalina
y emana la vida sin cesar,
sabor tierno, venidero,
con otros que sólo esconde el tiempo.
Que mane el agua limpia y clara,
por la senda y caminos dibujados.
Vida, dulzor y espesura
alabanzas del todo y,
con la vida por la vida correspondida.
Vida sin lamento
de lo vivido y recordado,
situar solo en el momento
los pasos seguros tutelados,
ese es el fruto ya heredado.
Surge la vida,
y la savia nueva
emana con suma esencia y esplendor,
fluyen las razones y los pensamientos,
y entonces apareces tú.


Nani 19-09-2003
Cosas de la mar

Admira ése paisaje,
Sintiendo la brisa
Navegando,
Con huellas en el camino
Entre la fina arena y,
El oleaje en la orilla,
Lejano en los amores
Sintiendo la sal,
Con luna menguante
Escondida en la nube,
Del horizonte distante
Cosas de la mar.


La que inquieta, bravía,
Y te avisa el peligro
En la noche estrellada,
Mar bella, llana,
Vientos del horizonte
Que arremolina el agua
En la punta de marea,
Del cruel Invierno
En una noche helada,
Cosas de la mar.


Garatuxa de nublados
Negras y borrascosas,
Atmósfera encapotada
Malos semblantes,
Acordaros de él
Dioses del viento,
Ventolera del Ábregu,
Viento al Xove,
Bruma de Cain,
Niebla de Mareiru,
Vientos del Foranu,
Son furia de los Dioses,
Cosas de la mar.


Figuras de Oreos
De imágenes labradas,
La espuma de mar
Retrocede y,
Busca la mar,
Gaviotas que revolotean
Mal tiempo esperan,
Formas de la mar,
Y tú sigues ahí
Observando la gloria,
Sal del viento,
Marino, lobo de mar,
Agua de mar, marinero.


Emiliano Yeguas 21-12-2007
DIME MARIA

Dime Maria,
porqué bebiste
el sorbo amargo de la vida,
¿acaso no sabias
que eso solo es un sueño,
un ocaso irrenunciable
y una pesadilla incontrolada?

Acaricia solo la brisa del mar,
y el aire que emana libre,
en tu pensamiento.

Te quieres marchar, 
y no nos puedes abandonar
sin el recuerdo de tu esencia,
¡Y no me hables del destino!
Sin recordar...sin olvidar...
Sin maldecir...

Emiliano 11- Noviembre- 1996

Albures del mar

La borrasca es violenta,
se avecina después
de una mar tranquila,
avisa enormes peligros:
la corriente, la oscuridad
el pozo bajo el mar,
la niebla, la soledad.

La niebla baja es muerte,
cala hondo los sentidos y
atormenta las voluntades,
son ollas de profundidad
en la sima hondonada.

Oscuridades en el mar
espesuras en las sombras,
toman densidad de una luz
atenazando las tinieblas.

Soledad que une marinos
y les atrapa con pericia,
con talento por la vida
en bella unión y sintonía.

Emiliano “Nani “ 04-2004

SI SE PUDIERA

No tiene precio,
situación, ni orden,
está puesto porque sí
falso es su parecer simbólico.

El tiempo y,
su amarga experiencia,
infinito es el comentario.

Siempre se hecha mano de él
es recurso de nuestra inoperancia,
quisiera bajar del camino y decir :
No te encuentro te he olvidado.

La conciencia y el espíritu lo impiden,
son barreras insalvables
y elevada es su dimensión.

Mi mente toca esa muralla,
torpe recuerdo, amargo discurrir,
es, el tiempo.

Emiliano 1975
SI LO HUBIESE SOSPECHADO

No pretendas un estilo,
olvídate de las modas
y no sigas un ritmo impuesto.

Colócate en tu lugar,
no sigas las pautas obligadas
y ponte descansado en tu interior.

Sigue el compás que marca tu música,
y no intentes comprender lo que rodea
lo mejor, aunque no lo entiendas,
no olvides y no sigas un mal consejo,
el que te quieren imponer,
y que nunca pudiste imaginar
ni haber, ni siquiera sospechado.

Emiliano Yeguas 1978
Isabel la Católica

Asoma el sol de primavera
Escondido tras la alameda,
El que da esas sombras
Sobre la hierba húmeda, 
En los verdes adormecidos
Con el rocío de la madrugada,
Emergen hermosos pétalos
Margaritas y pensamientos.

El ciclamen se acicala
Enalteciendo su figura en flor,
Para ofrecer su arrogancia
Un perfume, su olor.

Flores de fragancia
Orillando la calzada,
Señalando los senderos
Del viajero, caminante.

Olmos junto a las Driadas
Efigies y ninfas griegas,
Hijas de la naturaleza
Diosas en la abundancia,
Driadas de Madre Tierra.

En el estanque dorado
Aves multicolores, un paraíso,
Lucen pavos reales radiantes,
Cerca, la nidada del ruiseñor,
Alfombra y manto verde
Alineando romanas tuyas.

Un busto que nos recuerda
Un tiempo y un espacio,
Un imperio lleno de estrellas,
Como lo estas en el pedestal
Rodeada de jazmines y violetas,

Cantan tu nombre a diario
Acebos, abetos y laureles,
Cisnes, faisanes y una oca
Cerca del palomar y aviario,
Te llaman, Isabel La Católica.

Emiliano Yeguas Abril- 2004
Lo natural y lo sabio

Cuando bajo hacia el valle,
miro el agua que brota
entre el verde sin fin ni pausa,
el reguero que labra y talla
el camino del lindero,
orillo las redondas piedras
que entorpecen el cauce libre.


Cuando bajo por el camino
oigo el susurro del viento,
veo esas flores blancas
hermosuras del frondoso valle,
esto es lo natural y sabio.


Cuando bajo por el camino,
observo lo bello, para vivirlo
miro al cielo y bendigo
una gracia por poder estar,
agraciado y poder sentirlo.


Cuando bajo por el camino
veo los colores del fruto,
están en un valle sagrado
unidos por el dulce atributo,
esto es lo natural y sabio.


Cuando bajo por el camino,
me siento a la sombra
de un viejo cerezo,
pienso con la verde alfombra
en lo natural y lo sabio.


Cuando bajo por el camino,
te siento aquí al lado
y me sobran las palabras,
los sentidos contemplarlas,
al sabor de las conciencias.


Aquí se funden
el placer y el rito,
lo ancestral, el mito,
y cuando subo esa montaña
toco el cielo,
siento la gloria,
a lo que es natural
y a lo que es sabio.


nani febrero-2005
Teatro romano

Historia y poder
Entre muchos legados,
Con bellezas escondidas
Y granitos esculpidos,
Del cónsul de Roma
Marco Agripa.


Ceres, Proserpina y Plutón,
Están en un teatro
con togas y corazas,
Perfiles y coloridos
De pinturas en las caras,
Obras clásicas,
En las caveas romanas.


Piedra sobre piedra
Con agua del Guadiana,
Inundando el Aljibe
En la amplia Alcazaba,
En la árida tierra,
De Ceres
Diosa de la Agricultura,
Con Proserpina
Diosa de la primavera,
Y Plutón
Más allá del mundo.


Cultura romana
Y diálogos en el senado,
De túnicas veneradas
Reclamando las palabras,
Recuerdos de un pasado
Celebre y triunfante.


Las siete sillas
De siete reyes moros,
Dirimen el futuro
De columnas de mármol,
Granitos
Y capiteles corintios,
Azules en sus fustes
Y blancos de basas.


Diana cobija el templo,
Discursos y palabras
Del foro municipal,
La Diosa de la Luna
De cerca mira el teatro,
Ve una visión perfecta
La capital de un imperio.


Esta eres tú
Augusta Emerita
De la amplia Lusitania,
Mérida
Diáfana, fastuosa y eterna.


Emiliano Yeguas 07-2007
Aquí, Allá

Afloran esas palabras
que solicito en la memoria,
rebusco en el alma y corazón,
sonidos y verbos ventosos y,
una realidad, una existencia
la esencia, la razón.

Palabras loables,
alabanzas en fin vigentes
que brotan un día espontáneas,
amo éstos momentos presentes
otro día o mañana, quizás,
ya no existan éstos probables.

No más lejos,
aquí,
siempre presente está el mar,
mi montaña ya lo está
porque la tengo cerca,
allí,

Montaña y mar
mi montaña, mi mar,
verde, azul,
roca y sendero,
vela, timonel,
y fundidos pareceres,
como Federico,
como Rafael.

Oteo a poniente a Chillida
majestuoso y enorme,
la torre del reloj
mira y vigila el paso y,
el ocaso del tiempo,
historia con baños de gloria
túnicas y termas romanas,
a levante la del alba
círculos atravesando el viento,
eslabones, los de solidaridad
manando de la tierra,
equilibrios estables
con imanes de paz y,
magnetismos de unidad,
la Loca observa el norte
al final siempre está,
su mirada inquieta y perdida
buscando seres queridos,
los perdidos ya lo fueron
en su memoria están,
también los emigrados
pero no olvidados serán.

La vista se pierde
ya en la hermosa lejanía,
sabedora de todo el arte
erigido junto a la ería,
esculturas mirando el mar
arte, tierra, agua, cielo,
susurros del viento
suspiros del mar.

Tras ese horizonte gris,
no mas lejos, allá,
en un día lluvioso
con esta niebla penetrante,
azota el viento mi rostro
y golpea con fuerza mi cuerpo,
despiertan las razones
y mi mente desvelada está.

No más lejos,
aquí.
No más cerca,
allá.

Emiliano “nani” 4 septiembre 2004
Manzanos y sidra

Manzanos y sidra, luces de vida
tus flores desprenden ricos olores,
pétalos blancos juntos y unidos
que esperan grandiosos sabores,
hojas en la primavera florida
envuelven tus frutos deseados,
rojas, blancas, un sinfín de colores
muchas alegrías y satisfacciones.

Sidra que levanto al cielo
para que sienta la gloria y,
luego descienda a la madre tierra,
acaricia y alegra mi rostro jubiloso
ácida, suave y sabor a terciopelo,
te elevo ágil con el brazo orgulloso
pues una mirada está en anhelo
en espera del don, deseo y el oro.

Gozan los dioses, el viento, agua,
y el fuego, por una tierra esculpida,
por nuestras ilustres tradiciones
por nuestra tierra querida y amada,
y que al arrojarte al suelo con pesar
nos funde con nuestra propia vida,
con deseosos y poderosos amores
esperando una nueva alborada.

Emiliano Yeguas “Nani” 1999
Cinco sentidos

Abren unos instantes
Iluminando un cielo azul,
Unas memorias radiantes
Y pasiones al trasluz.

Brilla mi frente
Al contacto de tu figura,
Y observar la hermosura
Dibujada en el semblante.

Brilla mi frente
Al oír tu voz cercana,
Sintiéndola esta mañana
Con el eco susurrante.

Brilla mi frente
Por el gusto de las cosas,
Amores y ternuras deliciosas
Que enaltecen grandemente.

Brilla mi frente
Con el rojo de la amapola,
Que sube mis entrañas
Como sangre a tu aureola.

Toco tu cuerpo
Siento el alma,
Amo tu espíritu
Olor de lavanda,
Escucho el viento
Aroma de primavera,
En la plenitud cercana
Cercando el infinito.

Emiliano Yeguas Noviembre -2006
En la lejanía

Auras de viento y aires
Que vienen sigilosos,
Espacios estruendosos
Y amago de tempestades.

De líneas y colores
Horizonte de paralelas,
Como alfombras haladas
Y mástiles recogidos.

Esencia y olores salinos
De azules sobre aguas,
Sombras sobre nieblas
De trabajos oscurecidos.

Sientes los fervores
Ilusiones y sueños,
De vuelta, bella alegría
Deseos y besos risueños,
Vistas de dulces pasiones
Son tu faro en la lejanía.

Soledades que te unen,
Almas que lo sufren,
Faroles que te alumbran,
Niebla que la temes,
Redes que retienen,
Amores que te inundan.

Emiliano Yeguas Septiembre 2007
Pidele

Pidele al ardiente fuego
los amores de la vida,
los corazones amantes,
anocheceres de ensueño
y la madre con la vida.


Pídele a la hermosa tierra
el deseo por sus entrañas
de techos inabarcables,
en la tierra que es oro
del negro y el azabache,
con estrellas encendidas
laberintos y amores mineros.


Pídele a las aguas saladas
la niebla que asusta el mar,
la fundida con la tierra
con mares irascibles,
de olas largas y bravías
de sangre, cabos encendidos
encrucijadas, y amores marinos.


Pídele a los vientos,
en las noches cerradas
ver el vuelo de la lechuza,
con señuelos de libertades
en naturalezas infinitas


Pídele a los amos naturales
el viento, y el fuego
la mar y la tierra,
el poder de amarlos
sentirlos y vivirlos,
en un día, en una noche
en esta mañana.


Nani-03-2006 
El hombre y el mar

La somete o hunde
no para edificar
sino para destruir,
la intenta modificar
o alterar,
sea para mejorar
o agravar,
sea para variar
o destruir.
y luego dice:
la pretendo rescatar.

En esta obra divina
siempre será visible,
la sutura y cicatriz
de una labor humana,
olvida mas bien pronto
que lo bello es necesario,
crucial y perceptible.

Es el pensamiento súbito,
que linda con el sueño
en la profunda nebulosa,
no existen los límites
en éste horizonte descrito,
sino la visible continuación
de una naturaleza infinita.

nani 02-2001
Cimavilla

Como peana erguida de un gigante,
viva, eterna en todos los momentos,
emerges en el Tiempo entre los vientos
con tu Horizonte circular delante.

Ese horizonte infinito, tan distante,
donde nace la galerna y sus lamentos,
donde la mar esconde sus tormentos
mientras el viento rola a cada instante.

Yo quisiera tener la voz de Dante,
y cantar tu belleza milenaria
desde tu centro a la vecina playa,

cuando de Roma fuiste l' Atalaya,
un gran faro, una gran luminaria,
de Cimavilla lo más importante.

JCpara nani 9-11-2005

A los renegados

Parlamento Regional de Madrid 2002

Ríen sus miserias aún
cuando pasan por tu lado cabizbajos,
creen llevar consigo un tesoro íntimo
que palpita con ira y enojo
nuestros corazones a raudales.

Tesoro íntimo atormentado e inconfesado
cuerpos dominados corrompidos y vencidos,
mentes romas, desclasificadas,
almas en pena, pensamientos apagados y,
secretos detestables e inconfesables.

Dinero, ambición de privilegios
desprecio total y absoluto
en comunión exacta de sangre y corazón.

Paz de noches imperfectas
montañas negras, aguas oscuras
vacíos en fin de ideario, mente y razón.

Maldigo los ricos fugitivos e inductores
odio y detesto los inmorales inducidos.
emiliano 2002

EN LAS AGUAS

Siento en el horizonte cercano
las aguas mansas de la mar,
allí estas tu descansando,
sobre ese risco
oteando,
respirando esta cálida brisa
la misma que siento yo,
estoy solo
y conmigo mismo,
allí en la altitud cercana,
desde allí diviso la mar,
desde allí noto la brisa,
desde allí te siento a ti.

Emiliano
1997
Los silbidos del viento

Los silbidos del viento
golpean los valientes muros,
inundan la fuente y
suspiran con el nacimiento
de leyendas y cuentos.

Son sembrados por el anhelo
de alegrías y deseos,
anuncian los orígenes
de palabras e imágenes,
sacudiendo murallas de viento.

En los silbidos del viento
se aprecian aires de umbría,
son suaves señales, y palabras,
como las que susurra la brisa
hasta hacerlas poesía.

Una imagen relevante
se erige como un retrato,
más allá de la aurora,
envuelta en un aro radiante
rodea los sonidos del viento.

Emiliano Yeguas 11-2008

¡ Recuerdas Madre !
(Aniversario de mi madre)

Momentos escogidos
momentos que surgen tutelados,
sentimientos compartidos
recuerdos inacabados,
espacios vencidos en el tiempo
junto a recuerdos de tu ausencia.

He vuelto a pensar
en ese sendero gris,
su huella perpetua
calo en lo más hondo,
marco tu corazón,
señalo tu mente,
anulo tu voluntad.

Como inertes piedras
al lado de otro camino apartadas,
me siento en la ladera,
bebo de esa agua clara
que brota limpia pura y sana
con este verde inconfundible,
repaso lo cercano y,
unos momentos presentes.
¡ Recuerdas Madre ¡
las luchas en tu conciencia,
tus silencios medidos...
los silencios callados...

Cojo mi vara,
mi apoyo, guía y ayuda,
remuevo esas piedras
que el agua las sobrepasa,
miro al horizonte distante
donde se funden tierra y cielo
el agua y el fuego y,
siento la cima,
noto el alma
en la plenitud lejana.

En ese horizonte azul,
despejado de dudas y nostalgias
conmigo mismo
y el recuerdo,
siento tu enorme ausencia,
cada vez más infinita,
cada vez más cercana.

Nani 9 de julio 2004
Lo veo claro

Ahora lo veo todo claro
antes no se hubiera imaginado,
he posado mi conciencia sosegada
sobre ese fiel puesto en la época.

Observo dos platos en la balanza,
uno, símbolos de la vida sostiene,
luchan por un mundo humano
en pie con esperanza y firmeza.

Otro algente e iracundo aguanta
y sobre la balanza soporta
la destrucción, la muerte,
polución e inmundicia,
olvidemos la falsa tecnología
o mañana podrá ser distinto.

Nani 1975

Te veo Lorena

(para mi nieta Lorena)

Te veo, y siento...
te veo crecer
y tu cálida sonrisa
alegra la pena,
esa pena querida
por la que siempre he querido ser.
No te veo llorar,
y encuentro tu sonrisa
la que alegra y colma mi corazón
con el sabor tierno, de vida nueva.
No deseo dejar de ser
sin observar de nuevo
tu cándida mirada al atardecer.
Te siento crecer
y con ello añoro mi niñez,
júbilo, alegría,
paisajes y pasajes para recordar,
adorada sonrisa
brazos levantados y agitados,
buscando...
en el espacio libre, como el viento,
sólo tu forma de ser.

Emiliano Yeguas “nani” 9- 2003

“URRIELLU” INALTERABLE

Mira su cara marcada,
arista valiente, superficial,
rectas mirando los cielos,
en el fin del horizonte verde,
en un escarpado desigual.

Desde lo alto se siente un temor,
la aptitud de desaprensivos,
están faltos de olfato y visión,
de naturaleza viva, de sentidos,
de subsistencia y conservación.

No te pretendas defender
por haber nacido ajeno,
siempre hay móvil y una misión,
una lucha para no permanecer,
inalterable, extraño y sereno.

Emiliano 1974
A LA

Oigo tu voz mar eterna, poderosa, grandiosa,
mientras trato de dedicarte una oda
que haga gala a tu belleza prodigiosa,
a tu existir, tus secretos, tu inmensidad toda...

Eres origen y fuente de vida y de saber,
en ti no existe el conflicto emocional,
inteligentemente atiendes al responder,
al nombre de: el mar, o la mar, ¡te da igual!

¡Cuán filósofa eres mar, y cuán sabia!
¿cuántas lecciones podemos de ti aprender!
si queremos reconocerlo, sin rabia,
y respetarte, escucharte, saberte entender...

Eres mar un Arco-Iris de colores:
azul, verde, gris, marrón, negro, según el momento,
dependiendo del estado en que tú mores;
de la vegetación, luz, fuerza, nubes, firmamento...

Armonía total con la Naturaleza,
alterada, sólo, por la ignorancia del hombre,
comprensible es entonces tu cólera y fiereza,
tu indignación, tu venganza. ¡Perdóname en su nombre!
MAR

Eres música que suena: dulce, calma,
alegre, melódica, ronca o estrepitosa;
¡placer es escucharte, hablas al alma!
¡sinfonía eres fantástica y maravillosa!...

Gracias infinitas por tu generosidad,
nos das: vida, sabiduría, música, color, belleza,
alimento, agua, sal, trabajo y capacidad
para acogernos a todos en tu grandeza.

Por todo esto y porque a tu lado nací;
por admirarte y amarte con ilimitada pasión,
por la gran inspiración que por ti siempre sentí,
quiero, cuando expire, contigo formar unión.

Sé, que me acogerás con amor y placer
en tu seno generoso de madre maravillosa,
pues recuperar un hijo siempre debe ser,
¡la mayor alegría, la más esplendorosa!

Y como mi mar tiene nombre: Cantábrico,
a ese paraiso espero y quiero retornar,
fundiéndome en su belleza, y con un cántico
a todo ser viviente: ¡inspirar!...

J.C para Nani 12-4 2005
Sueño, luces y vuelos

Un sol despierta en la mañana,
destellando luz en tu ventana,
y el trino con cantos del alba,
se escucha ya con la alborada.

Vuelos y búhos la tarde miran,
observan rápidos las moradas,
sombra serena en sus miradas,
la luna y todo el cielo vigilan.

Reluce una estrella en este día
con los paisajes de mi amada,
son orgullo y lujo al mediodía.

Una curuxa vigiló el atardecer
aupado en lo alto de la tenada,
oteando tu sueño al anochecer.

Emiliano Yeguas Nov-1986

Conmigo, contigo

Hasta donde
La vista nos llega,
Del eterno inconfundible.

Hasta donde
Acude el sonido,
Alzando canto armonioso.

Hasta donde
La lluvia cale fina,
Tapando la madrugada.

Hasta donde
Esté la hoja seca,
Y las ramas vivan solas.

Hasta donde
El fruto estrujado,
Vibre y reclame un destino.

Hasta donde
El verde de dulzura,
Confunda la obra del edén.

Hasta cuando
El agua remonte el valle,
Con subidas imposibles.

Dejaría el idealismo
Del néctar prohibido,
Nunca viviría el desdigo,
Conmigo y tú mismo
Y yo mismo contigo.

Emiliano Yeguas Octubre 2007
Cartas

Las luces del sol
Que acompañan el día,
Iluminan cartas en la estancia
Allí en lo más profundo
Muy cerca del azul,
Con el trasluz y el contorno
De las luces y sombras del alero
Que entran rectas en la alcoba,
Ahí reposa el baúl con recuerdos
Evocaciones y memorias.

Sobre el arca resplandecen
Los broches de plata
Abrazando las pasiones,
Y los candados cerrados
Guardando nuestro tesoro,
Cartas, y letras engalanadas,
Los pliegos que con el tiempo
Acorta ahora las distancias,
Misivas que lo fueron día a día
De presencias cercanas.

La cerradura se defiende
De una apertura inadecuada,
Y la pequeña llave de bronce
Sola, en una esquina anidada,
Se iluminan las letras
Reflejando los escritos,
Las cartas medio abiertas
Atesoran un perfil,
Con citas de momentos…
Y rima apasionada.

Emiliano Yeguas marzo 2009

Caminando

Caminando,
Abandonas el olvido,
En el paisaje de colores
Suave y diáfano.


Sendas empinadas
De subidas y bajadas,
De ojos
en la distancia, y
Miradas
Exhaustas en la cercanía.


Son imágenes retenidas
De fijos movimientos,
Esencias perfumadas,
Con fragancias
De olores perpetuos,
Y estatuas esculpidas.


Pensamientos,
Cercanos,
Distantes,
Inconfundibles,
Con todo un aliento
Del otoño deslucido.


Caminando,
Se rompe el silencio y,
Rasga la noche clara
Que abandona el olvido.


Nani- 4-06-2007
A ese, que no es.

No cejas que pensamientos y,
la mente se conciencien,
no entiendes de brutalidades,
de desdichas reunidas,
ni malicia, en una vida juntas.

Se piensa y medita sobre él
aquel que no se ve, ni se oye,
nunca,
el que dicen, siempre esta ahí,
pero jamás encuentro su comprensión,
nunca.
no digamos se busca en él un apoyo,
porque la vida nos resulte
injusta e incomprendida,
sin sentido, sin valores, sin fortuna,
situémoslo sólo
en un lugar en nuestra conciencia,
con su medida.

No tiene razonamiento,
no mira pesares ajenos
ni valora el sufrimiento,
en cambio, se ceba con las nebulosas
de la mente y el pensamiento.

Nubes que quieren cubrir
la salud y la razón,
tapar el sentido de las vidas
con los hechos del momento,
los abismos,
las simas profundas,
la pesadumbre y desazón.

La vida puede ser amarga y
bruscamente fundida con la tierra,
¡entonces surge una indecisión!
o dudo que existan los probables,
la vida con sus posibles,
o dudo que existas tú.

nani 12-12-2004

Rutina controlada

Invierno y empedrados
Andares pausados
De rondas y tramos
Sigues y miras
Una labor diaria
Algunas rutinas
En días cotidianos.

Y sigues mirando
Con práctica controlada
Diferencias insalvables
De miradas cercanas
Con lastre del sentido
Como la niebla frenada
Del invierno adormecido.

Algún momento ingrato
Sacude la voluntad
El esmero traicionado
Y el servicio
Dominando la ingratitud
Y el ánimo del semblante
Que se debe de reflejar.

Paseas y miras
Objetos paisajes y días
Deberes cumplidos
El aire del mar
Azota en la bocana
Recordándonos un día
En este día
En esta mañana.

Emiliano “Nani” Octubre - 2006

Ritos y razones

Y la tierra pone
sus frutos,
luego se aplicó
un conocimiento,
es generosa,
enseña a respetar
unos sentimientos,
amores compartidos,
es nuestra guía,
así brota
nuestro oro,
nuestra historia
salpicando la tierra,
sabores eternos,
ritos ancestrales
de pasiones,
de sabiduría,
de razones.

Nani 2001

Frente al espejo

Un deleite de imagen
Aflora,
Permanece estática
Sin movimiento,
Como retrato estable
Que unas manos moldean
Al abrigo del viento.

Frente al espejo,
Asoma tu rostro
Lozano por el tiempo,
Son reflejos claros
De caricias compartidas,
Sembradas por el anhelo
La alegría. y el deseo.

Frente al espejo,
He revivido
Que me cobijaba en ti,
Miramos ese retrato
Con fondo azulado,
El que modela tu perfil
Tallado con cincel,
Y el buril, en mis manos.

Emiliano Yeguas
12-2007
VETE

Amiga del fin y de nuestros días,
quieto tu cuerpo esperando el regreso,
con tu memoria de infinito dolor.
Aguarda, confía... ¡NO!
Di palabras de ánimo
susurra al tiempo tu camino,
no repares, no esperes
y otea el horizonte con sabiduría,
pregúntate ¿es válido y útil mi camino?
nunca lo hubiera pensado...
espera acaso el momento
y no te arrepientas,
alma en vida desmemoria en el tiempo,
baja de la cúspide atroz y destructiva,
TECNOLOGÍA, perversa e inoportuna.
Quizás algún día nos ahogues
aún más y más.

Emiliano
1976

Tres colores

Tres colores
tiene la mar,
el gris
del cielo,
azul
en el agua,
verde
en ultramar.

Fundidos matices
allá,
en el horizonte,
como otro
cercano,
de tres en amores,
el tuyo,
el mío,
y el mar.

Emiliano 03-2006

Ojos inundados

Me acerco hacia ti,
Vosotros,
Y no me veis
Estáis ahí arriba,
En el pedestal
Encumbrados,
Corono las escaleras
Una tras otra,
Ciento setenta
Y siete,
Calles enarboladas,
Para llegar allá
Encima de los tres,
Ciento ochenta
Y dos,
Entre cipreses
Que veneran la gloria,
Y recuerdo
Os recuerdo,
Impasible,
Sólo en la mañana,
Inmóvil presencia
Y ojos inundados.

Emiliano Yeguas Junio 2008

Gira y gira

Gira y gira
rota, rota,
como noria aturdida,
arriba, abajo,
claro y oscuro
noche y día,
vueltas y vueltas,
entrañas de la tierra
carbón negro azabache,
siluetas sostenidas
sendas solidarias,
una tierra querida.

Amores fraternales,
amores queridos,
gentes y alegrías
con aires vivaces,
suben y bajan
los caballos sentidos,
galopan veloces,
vuelan los amores
en lo alto de la nube,
primores conocidos
en mi tierra querida.

Siento el mar enorme,
entre arena bañada,
grande el agua salada
moja mi pie conforme,
vueltas y vueltas,
como una noria
que gira y gira,
como la marea,
como la jaula,
que sube,
que baja,
la mar rizada y,
las olas acerca,
se acuerdan de mí,
acarician mis pies,
después y mañana,
otras subidas,
otras bajadas,
en nuestra tierra
la amada y querida.

nani 28/08/04

Un poema 

Una dulce expresión
y un suave aliento, que
florece la fuente y la vida,
es la estancia del sentido
que emana de mi cuerpo,
vibrando con sentimiento
cuando conoció tu poesía.

Es la que anegó mi frente
hasta hacerte los versos,
dejando huella de una idea
que brota hondo mi sentir,
como ese contorno verde
el que conocemos diáfano,
al inicio de nuestro camino.

Nani Julio 2006
Para Félix

Me habían dado
tu diminuta figura,
compartir nuestra presencia
con alegrías, tú esencia.

Imposible frenar las olas,
que suben y bajan con maestría,
cuatro son mansas,
la siguiente bravía.

Imposible parar,
sentimientos y tanto tiempo juntos,
entendemos el ocaso de los tiempos,
cambiando las situaciones y,
los momentos.

Me he acercado a ti
mas no me has respondido,
te he llamado
y no me has escuchado,
te busco
y no encuentro tu oronda figura,
muevo el índice
y no dices nada,
ausente el tiempo,
se han parado las olas y,
anuladas las memorias.

Dos veces has venido aquí,
ésta, definitiva,
catorce años y,
las olas impasibles,
muchas son mansas
algunas bravías,
se ha escapado una vida mía,
ocurrió,
pero ya lo sabía.

E.Yeguas

Viernes-20-agosto-2004

Pensamientos

Pensamiento
Aparece en mi sentido,
Como espacios inseparables
Abrazando los corazones,
Como desierto inacabado
Así está lleno de indivisibles,
De latidos y de pasiones.

Pensamiento,
Brota con secreto ancestral,
Utopías, deseos y ensueños
Así todos los envuelve el mar,
Cuando los cielos se acercan
Destellando anhelos,
Y el edén se abre celestial.

Emiliano Yeguas 10-setiembre-2008

Joyas y nobleza

Busco ávido un momento
poder describir el instante,
en este lugar profundo
sentado en la vereda,
a la sombra de un viejo roble
con el rocío de la mañana,
y este valle memorable.

La simiente que brota
que siento,
se ha engendrado con el tiempo,
flores blancas, cinco pétalos
frutos redondos, muchos colores,
los que hemos visto juntos
entre pomaradas y madrigales
cantando al verde sembradío,
con erguidas pendientes
que acercan los cielos,
allá a lo alto, aquí encima
asomando al mediodía.

Dejan en seguida al aire
una dulzura brillante,
un halo de luminosidad
que llevamos al escondite,
donde se guardan los tesoros
la madre de nuestro interior
que reposa luego entre madera,
las lunas y el menguante espera
albergando un caudal reluciente.

Suenan las campanas en el valle,
inundando con su sonido
los elegantes manzanales,
esos dos alientos de bronce
dan los avisos, días de gentíos,
las horas y el tiempo
esperan con impaciencia
una llamada en la alborada,
y así poder avivarnos
el esfuerzo, ánimo y la grandeza,
abarcando los dominios
de verdes radiantes y señoríos,
enormes tonos, ávidos colores
aquí están, las joyas y la nobleza.

Emiliano Yeguas Mayo 2009
JUEGA

Blancas y negras Una esposa rivaliza
Asegura al Monarca

Como una fiel dama,
Dos pklanes e ideas
De estratégicas infedilidades
Con armas eficaces
Figuras y noblezas
Defiendelo con cautela
Escudo y soflama.
De tronos y Reinas.
Con medios Universales

Manda y no gobierna
Emplazadas las torres

Su trono en el lance,
Ubicadas en las esquinas 
Al final son los vasallos
Vigilas las agresiones
Para una disputa contínua
Consorte arma y ataque.
De andanadas continuas Traslada órdenes astrales,

Emula ideas, y las razones
Observa movimientos
Caballos de linajes
En tableros y refexsiones.
Analiza precisiones,
Saltan los azares,
Madura situaciones
Los infantes avizores

Meditando los tiempos.
Ocupan las diagonales Emiliano Yeguas Sep---2007
Entre cristal

Como bajado
A la tierra seca,
Aflora el redondo
Verde, negro,
Apiñado racimo
Espero tu caldo,
Entre cristal
Rojos cerezos,
De matas alineadas
Y sabores intensos,
Aromas de tierra
De excavadas guaridas.

Atrapa el tiempo
La soledad y el silencio,
Laguardia sigilosa
Vigila sus entrañas,
Atesora la memoria,
Cobijando al Dios Baco,
Protector de viñedos
Y racimos compactos,
Tempranillo noble
Con negros y púrpuras
Rojos, intensos rubíes,
Aromas de frutales
Olor a ciruela
Taninos densos
Distinguidos.

Depresión del Ebro
Viento cierzo,
Sierra del norte
Refresco del atardecer,
Rojo, blanco
Verde y amarillo,
Campos de oro
Cruz roja de Santiago,
Monte de Laturce
Conchas de peregrinos,
Engolamiento de plata
Castillos de riqueza,
De torres almenadas
Bajo rivera de plata,

Albergues y peregrinos
Rioja de siete valles,
De robles, hayas, pinos
Enebros acebos y jaras,
Almendros, encinas, olivos
Alamos y chopos.
Del Ebro acompañados,
Alta, media y baja
Caprichos del Ebro,
Sierra Cantabria
Reteniendo el frío,
De humedades norteñas,
Cuna de la poesía
Líricas de Berceo,
Glosas Emilianenses
Del primer Castellano,
Bellezas en racimos
Oro entre cristales
Del vino
Y la palabra.

Emiliano Yeguas Agosto--2008
Encuentro tu voz

Encuentro en tu voz
una coraza inexpugnable,
delante del celeste espejo
hipnotizada como una ninfa
recostada sobre mi pecho
con paisajes imposibles,
es la ardiente piel lúcida
esparcida sobre la calima
que silba su preciosa brisa.

Tu voz otea un horizonte
y deja un rastro anhelante,
acolchada sobre un murmullo
un mar dentro del mar
con sonidos que la acarician,
se entrega a los vientos
como un pensamiento dibujado,
convulsionando el océano
mi memoria y el sentido.

Tu voz asoma sin pensarlo
como la sombra de una estela,
con la invisibilidad e impaciencia
de los espacios cerrados,
azulando la escena, y el cielo.

Emiliano Yeguas
febrero 2010

Sin describir las palabras

Madres y palabras
Poco sé decir y relatar,
de ellas aunque acierte
a comprender y razonar,
de la nada, en la nada
de una opacidad sobrada,
en la nada, no lo inscribo.

Palabras y música
sin pensares improvisados,
con actos y mirada disipada
de vocablos incomprendidos,
coro y hábito en la madrugada
al oír los sonidos del viento,
en la nada, todo definido.

Palabras, cánticos y canciones,
mensajes que cogen las brisas
envolviendo el eco del saber,
de esencias selladas y unidas
con saludables acciones,
son unas madres cercanas
luego hay herencia y querer.

Emiliano Yeguas
Julio- 2006
CANTOS DE ORO Y SIDRA

El resplandor del cielo
es luz en una botella,
sube cimas inalcanzables
y desciende sidra al suelo,
el oro,
la trajo un otoño
lleno de vida y olores
antes de caer
las hojas
ya dieron un fruto,
después caído
y aupado
a lo alto del edén,
para corear el cántico
del fruto,
y el oro.

Eres la sidra
Venus de la vida,
sin ti no existe el tiempo
se arrinconan los pesares
al ver la abundancia
de tus bellas flores,
sustenta los recuerdos
en un glorioso otoño,
tu liquido
es oro,
sube mi corazón
por unas ramas,
que alimenta la primavera
la admirada,
al saber que apareces
con alegría a raudales,
hay lagrimas transitorias
llenas de júbilos,
recuerdan los sabores
también los amores,
al ver el árbol
de savia y de vida.
Su flor blanca ilumina,
y cultivo con dulzura
un sabor encendido
su oro y su hermosura.

Botella verde,
paisaje libre,
verde mi valle,
blanco mi vaso,
que envuelve
un tesoro,
mi oro,
y cuando la saboreo,
escucho los cantos
gregorianos en la lejanía,
su eco en el camino
y su aroma en la distancia.
Cantos celestiales,
oro en el vaso divino,
sidra nuestro amor eterno.

Emiliano “Nani” Enero 2006

Escucho las olas

Escucho las olas
Cuando me hablan,
Susurran en su camino
Los melodiosos cantos
De una sirena halada.

Cuando llegan a la orilla,
Bañan el muro,
Envuelven las miradas añorantes
Los sonidos del viento
Del viajero, y el paseante.

Se oyen en la lejanía,
Ajenas
A la sal y al tiempo,
Y al horizonte inabarcable
Aquí junto a la ería.

En el agua inmensa
Allá a lo lejos,
Una luz resalta en el horizonte,
Marinos que llegan a puerto
Sufriendo enormes travesías.

El alba despunta,
Asoma la claridad en la arboleda
Y el mar brilla con sabiduría,
Se apagan las luces
Resplandece luego la avenida.

Y las olas suben y bajan
Bañando la arena fina,
La que cubre esta bahía
El viento cálido, brisa marina
San Lorenzo y la mar infinita.

Emiliano Yeguas

Enero 2010
En las alturas de Quirós

El tiempo se detiene,
cuando el reloj marca a destiempo
y, se adueña de su existencia
en estos valles enormes,
con grandes riberas en el fondo
de caminos, castaños y hayas,
allá arriba veneran al Santo Melchor
en Cortes, de verdes prados,
y el valle funde con un suspiro
la tierra, y la última palabra
de la voz humana.

Abre camino a la meseta castellana,
y asoma Lindes, cerrando el cordal
allá en lo alto con duras subidas
hay un silencio en las alturas,
es otoño y el valle se alegra
al ver el rojo fuego de las hayas,
y la vistosidad del momento,
el tiempo, que abandona hórreos
mientras la fuente mana sin cesar,
rompe el sosiego de la mañana
y detiene el tiempo en silencio.

Piedras que atesoran un reposo
abarcando estas enormes alturas,
la razón, la naturaleza viva,
es la fuerza de la imagen
fundiendo estos paisajes de ensueño,
siento el alma que el silencio encanta
y moldean los sentidos,
silba el viento,
atentos…azota el silencio.

Emiliano Yeguas
Lindes - Quirós- Julio 2009
Sol y luz

El mundo no tiene la edad

que un sol no pueda abarcar,

tampoco mañana o el azar

oscurecerá el sol en la eternidad.

En la tierra, los amores

en los cielos, vientos huracanados,

en el Sol la luz que me ilumina,

en las plantas, las flores

en la Luna, la razón,

en lo eterno, el no ser,

lo que es todo junto,

no es del todo, la nada.

Las estrellas rodean al Sol

ellas iluminan los mañanas,

hoy, y ayer,

en el espacio inabarcable y terrenal,

ninguna estrella falta

sino el cielo se queda sin Sol,

entonces se marchitarían los amores,

los vientos, las flores,

la Luna y el pensamiento.

Emiliano Yeguas León 2010
Estrella polar

Bajo este manto de estrellas,
caminamos junto al rio
con la noche apacible,
de la mano paseamos
cogidos, mirando al cielo.

Contemplamos absortos
los cielos estrellados
de un sin fin de luces,
y decis, ¿como hay tantas?,
sólo acierto a explicar
la guía, faro, rumbo
y el norte marinero,
con este firmamento celeste.

Tu lo entiendes, y me guias
por esos silenciosos caminos,
que dividen pueblos de adobe
con perfiles de la noche oscura,
llegamos a sendas entrelazadas
elevas tus pupilas, miras al cielo,
y sigues una línea ya trazada.

Aciertas el rumbo elegido
por el sendero que rodea el agua,
al lado de los altos maizales
se elevan mirando la luna
mecidos por el suave viento,
que al recibir una cálida luz
se enorgullezen agigantados.

Mas allá, álamos en la ribera
se juntan uniendo sus destinos,
formando una hermosa alameda,
la noche es fresca
diáfana, trasparente y cristalina,
los caminos son rectos,
la noche quisieramos hacerla eterna
unimos nuestras manos,
avistamos la estrella polar,
la que nos guia,
la que se siente,
la que nos ilumina.

Emiliano Yeguas- Agosto 2010- León
¿Dónde estás?

Compañero, no sé donde estás,
Cierras los ojos
Y comienzan los recuerdos
De tus palabras y dicciones,
Donde había una duda
Siempre aguardaba
Una respuesta y razón,
Y una contestación válida,
Para ti eran prosas fáciles
Alguna te ha hecho corazón,
Con dudosas definiciones.

Solo desde lo más alto el halcón
Y sobre la tierra el lobo
Saben lo que coleccionan,
Acopian valores y afinidad,
Repetías una y otra vez
”Escucha compañero”
Y ya esa decisión
Maravillaba la claridad.

Rimabas con fina precisión
Los textos de tu mar venerado,
El Cantábrico
Bañando con su oleaje
Cimavilla y tu niñez,
Un año es mucho tiempo
Sin dudar, sin cuestiones,
Nos quedan esos recuerdos y,
Brotes de robles de Valdedios,
Sabemos que al halcón
Enorme y majestuoso
No podemos llegar,
Y al lobo regio
Por ti admirado,
No se debe acceder,
Ensalzado lenguaje.

Ahora, sesgado viene el viento,
Pero no puede haberse perdido
Esa brisa en poniente,
En el horizonte, en la Ería,
Porque resplandece el sol
Junto a la torre del reloj,
Marcando pausado el tiempo
Iluminando la bahía,
Sobre la Atalaya, y con el Elogio,
Todo es de tu mente,
Y uno envuelve una duda,
Compañero, ¿Dónde estás?

Octubre 2009
Emiliano “Nani”
--------------------------------------

El oleaje y el silencio

No basta con responder

Cuando se dice lo siento,

Y no puedes comprender,

Porque ya se encubre el sonido

Y ha bajado la luz en primavera.

El sonido es el que abarca

Toda una distancia,

Un sinfín de lamentos

Y una colmada razón

De una ilusión en plena sintonía.

No cejes en tener

Una legítima inspiración,

Aunque tardía,

Por ése eco en la lejanía

El que llena tus oídos

Cuando suena la constancia,

Del ir y venir del oleaje

Sosegado en el horizonte.

No alegues, ¡ no reconocer !

Porque el silencio se siente,

Te llama con un fundamento

Para que acudas sin responder.

El silencio, es un silencio

Lleno de tacto y saber,

Rebosa todos los alientos

¡Al buscar!,

¡Encontrarte!

¡Y responder!

Emiliano Yeguas 5 – Junio- 2011

Las Tres Letritas

Canción para mis tres niñitos

Mis niños galanes tienen

Iguales,

En sus nombres tres letritas,

Con la a empieza amor,

Y los tres dulces niñitos,

Llevan consigo igualitas,

La a, en nubes de algodón.

Mis niños graciosos tienen

Iguales,

En sus nombres tres letritas,

Con la o empieza oro,

Y los tres afables niñitos,

Llevan consigo igualitas,

La o, en el fondo del corazón.

Mis niños salerosos tienen

Iguales,

En sus nombres tres letritas,

La r está presente en madre,

Y los tres tiernos niñitos,

Llevan consigo igualitas,

La r, la poesía y la inspiración.

La o, es redondita y anhelada,

Como el nido del vientre pasado,

Y los tres niñitos bonitos,

Admiran con devoción y fervor,

Una Familia de cuna y distinción.

La a, la tiene la savia y la vida,

Los tres niñitos salerosos,

Con pensamiento todo lo sienten,

Íntimos y fraternales, cariñosos,

De sangre, linaje, y razón.

Con la r, se tiñe de azul el mar,

O la mar que para eso da igual,

Y los tres cálidos niñitos,

Juegan mirando al cielo juntitos,

Uniendo voces al gritar ¡ suspirar !

Emiliano Yeguas 10 – Junio- 2011

La duda

Lo que se piense y medite,

de una cosa atinada

que es absoluta e importante,

suele serlo razonada

aunque no sea suficiente.

! Deduce y medita

antes de reflexionar !,

¿porqué es la esencia

de algún momento

en algún instante?.

Las razones, son la fuerza

que evita al que niega,

ya que la duda

nunca tropieza,

aun siendo ciega.

Emiliano Yeguas Nov - 2010

Tu voz

Suenan las músicas, celestiales,
Violines de sinfonía
Tu voz poderosa funde los sentidos
Recordándonos una dulce melodía

Unísonos compases orquestales
Que ahuyentan los ecos estridentes
Cuando el horizonte es lejanía.

Es un soplo del día
En los rápidos anocheceres
Que emana de la noche fría

De luces fugaces en el cielo
Orientando las cartas celestes
Alimentadas de amores
E ilusiones fundidas.

Cantos en sintonía
Ordenan las estrellas,
Esa es tu voz
y la apacible armonía.

Emiliano Yeguas- Noviembre -2006

IGNORANDO EL PRESENTE

Quisiera exigir por un momento,
y resurgir de la nada las cenizas
de estas causas justas,
ajenas y extrañas para algunos
pero con el tiempo simples y descuidadas.

Algo mundano y con sentido,
que muchas veces las damos por perdidas
olvidándonos de disputar por ellas.
¡Acaso la libertad y la paz no tienen sentido ahora!
¡Acaso el momento no es sinónimo de holocausto!
¡Acaso la mirada de un niño no es suficiente!

Quizás no se sientan en el momento,
hasta cuando se dejan de tener en un futuro
ignorando, para poder remediarlo y evitarlo.
el presente.

Emiliano Yeguas -1980

Niebla y caminante

La niebla baja sombría
Inundando la tierra,
Dormitando entre las piedras
Atrapando la noche quebrada,
En los caminantes.

Menoscaba el descanso
Del camino y la vereda,
El destino entrelaza sus cuerpos
Sus cabellos, sus estampas,
Sus semblantes.

Los alientos de la llegada
Reposan los andares,
De los sufridos paseantes,
Y une las miradas, en la morada,
De los amantes.

Emiliano Yeguas
Noviembre 2009
--------------------------------------------

Andalucía y Asturias

Y el Sol y la Luna,

Quieren que se fundan,

Diferentes, dos tierras,

La una, verde, orbayu, minera,

Otra, olivos, arte, marinera.

En las tierras soleadas del sur,

Donde los poetas de Andalucía,

Brillan como luces mañaneras,

Y los finos que dan alegría,

Ahí se juntan corazones amantes,

Y se adormece con los sueños,

La cariñosa chiquilla.

En las tierras altas del norte,

Donde Covadonga es la Cuna,

De arraigadas historias,

En ellas baja la sidra, es el oro,

Y el carbón mina el tiempo,

Gozosa está la Madre Tierra,

Es la Asturias, sagrada y bendita.

Norte y Sur, tan lejos y tan cerca,

Ya funden los contrastes,

Unen pensamientos, los amores,

Y los momentos apasionados,

Andalucía, Asturias y la distancia,

Fino, sidra, son el amor perpetuo,

Silencio…esto es la gloria eterna.

Emiliano Yeguas

4- Julio-2011

Canción para mi nieto Álvaro

Alvarito, Alvarito, Alvarito,

Tu sonrisa cautiva la dulce mirada,

Y aparece reluciente el niño bonito.

Alvarito, Alvarito, Alvarito,

Se elevan tus deditos junto a tu hada,

Y los guía con maestría el angelito.

Alvarito, Alvarito, Alvarito,

Se busca ávida una canción, una balada,

Y cantan y ríen a coro Lorenita y Jairito.

Alvarito, Alvarito, Alvarito,

Tu niñez ilumina la noche cerrada,

Y adormece el Sol, la Luna, y el cielito.

Alvarito, Alvarito, Alvarito,

Los cariños son el camino y la senda,

Y alegra el sueño porque lo deja descrito.

Alvarito, Alvarito, Alvarito,

Luces la vida como una estrella dorada,

Y el sabor de la existencia es exquisito.

Alvarito, Alvarito, Alvarito,

Hay una historia que nunca fue relatada,

A ti te toca vivirla paso a paso, despacito.

Alvarito, Alvarito, Alvarito,

Cuando veas la blanca flor en la pumarada,

Tocas la gloria, el sabor del paraíso bendito.

Alvarito, Alvarito, Alvarito,

Tus ojos grises son como una sirena alada,

Y funde los amores de todo el infinito.

Emiliano Yeguas “Nani” 19 - Mayo -2011

AFECTOS

Los afectos que brotan en la mente,

son como esos espacios siempre inabarcables

llenos de un todo único,

abrazan los corazones andantes

con latidos repletos de valores,

están bajo ese espacio azul celeste

y destellan unas luces inmutables.

Admiro el deseo y el sueño,

esos que adormecen sombras y cubren el mar

las nubes, viento, agua, fuego y cielo,

fijando el descenso de esa fina lluvia

que corta el viento para bajar a la tierra,

calando como unas luces penetrantes

esos amores que son como mares eternos,

los que están llenos de perfume y aromas

y acarician los deseos anhelantes.

Allí abajo,

en el mar profundo y oscuro

donde todavía duermen dudas y razones,

ahí se esconde el cofre del gozoso deseo

y reposan la nostalgia y las tentaciones,

todo es un momento, un frenesí, un sueño,

un adiós, una bienvenida,

unos ojos que adivinan,

y un tiempo de todo por el todo.

Escribo cuando ya clarea la fría aurora y,

el silencio me sorprende delante del espejo,

me he visto reflejado a mí mismo

y acaricio con la mente el primer recuerdo

al llamarme y escuchar la voz del silencio.

Emiliano Yeguas de las Heras

Abril 2011

Arboles

Mira como te miran
Mira como te aman.

El álamo, soberbio y orgulloso
alamedas y hojas enamoradas,

robles, longevos, eternos
arraigados a la madre tierra,

lloreu, perenne atributo de dioses
túnicas romanas te veneran,

nozal, de ti huyen los truenos
aterrados por tu colosal grandeza,

castaño, fruto y erizos de mar
linaje, con perlas deseadas,

manzano, flor blanca honorable
con sidra y sabores queridos,

fresno, rápido sobre la rivera
allá en la vereda entre simientes,

eucalipto, sed de arroyos y fuentes
aridez del medio, huyen vivientes,

acebo, refugio en el invierno
hojas afiladas, son tu aliado,

avellano, cultura celta y milenaria
árbol sagrado y adorado.

Anidan cantores,
lo son todos,
mira, como te miran,
son los tuyos,
mira, te aman,
con ternuras y amores.

Emiliano Yeguas “nani”
07-2006
La fuerza de la Mar

Con potente fuerza
Azotas los muros
Ímpetu
Y fuerza airada, furiosa.

Abusan de ti,
Y respondes
Con lágrimas enfurecidas,
Que derramas sobre la arena fina,

Te juzgamos al verte a diario
Cuando te elevas majestuosa
Para acercarte a la bahía,
La torre del reloj
Vigila el tiempo y la distancia
Inmutable,
Viviendo la perfección del horizonte
En esa inmensidad cercana
Y a la vez distante.

Recuerda el hombre inconsciente
Allende los mares,
Un afán por no abandonar
El deseo y lo perpetuo,
Del mar eterno y colosal.

Emiliano Yeguas
Diciembre 2011

Menos dudo

Te miro ocioso, ante mi espejo ojeo
De solo verte con mi gana aguardo
Acaso sucumbo cuanto más te veo
Te percibo, me alegro, y no te olvido.

El momento pasa suave y liviano
Amando su fugaz y ruidoso reclamo
Y más ambiciono cuanto más clamo
Y más lamento cuanto más me lleno.

Deja a tu mirada retener con mi vista
Como un velero dispone del horizonte
Y la mar dibujara un cielo colorista.

No recelo del viento, cuando olas saludo,
El aura es testigo del camino y el presente
Y cuanto más te acaricio, menos dudo.

Emiliano Yeguas
Junio 2012
Agua y velero en Poniente

A Alvaro

Agua salada, pura, baña tu rodilla
Y acaricia el arenal de Poniente,
Ojos que observan, para advertirte
Alborozado, cantando una coplilla.

Corres sin rumbo sobre la fina arena
Buscando la arenilla con suma avidez,
Tu mirada refleja, pureza y candidez
Habida de ternura, pues La Mar se apena.

En la ladera, fondeado esta un velero
Con sus altos palos, surcan el camino,
El timón, sus brazos aguardan destino
Esperando tu mirada como un lucero.

Los amados vigilan con suma atención
Tú sombra, y mejillas no abrase el sol,
Que pomadas te ponen con dedicación
Marchitando vientos y brisas a parasol.

En un momento buscas regazo y calma
Una ayuda esperada, manos necesitadas,
Están atentos el velero, todas tus miradas,
Flores al viento, El Mar y toda tu alma.

Emiliano Yeguas
30 Junio 2012
El viejo cerezo

Cuando caen las hojas en otoño
Del viejo cerezo altanero,
El campo se viste de seda
Púrpura, como capa primorosa,
Se juntan y caen ajadas
Después del severo estío,
Esperan el viento raudo
Las esparza,
y levante al aura.

Pero después apareceran
Nuevos brotes
Del viejo cerezo,
Y aparecen pendientes de oro rojo
Guirnaldas escarlatas
Para alegría de jilgueros
Que dan los favores
Con alegres cantos y trinos.

Cuando me cobijo
Debajo de él en días de lluvia,
El aire venidero me avisa
Con antelación en la lejanía,
De una fuerte descarga
Rayos, truenos atronadores
Y lluvias estrepitosas,
Lo ayuda esa brisa cálida
Que mueve las ramas
Con vigor y energía.

Sobre el montículo
Se yergue firme y majestuoso,
Domina con su esbeltez
El valle que lo enamora,
Lo vigila el halcón en las alturas
Con castaños, robles y acebos,
También los dichosos manzanos
Que lo abrazan y miman.

Emiliano Yeguas
Noviembre 2012
Balcon de los sueños

Como si oteara en mis ojos la luz
Bocanadas de aure fresco
Salen del balcon de los sueños
Como alli, en el horizonte
Con un sencillo trazo,
Una delgada línea
Y el insatante del placer callado,
Deseoso de conocer otro camino
Trazado por el recuerdo,
Posee un rostro excitante
Animado por el inicio de los deseos
Y profunda bocanada
Una brisa color púrpura
Con claras razones,
Las frases de mis sueños,
Forman un pensamiento
Ya dibujado

Como si buscara en mis ojos la luz
Contemplo con fruición
Al acariziar con la vista
Un sentimiento de fantasía e
Ilusión
A un tiempo a un momento,
Como la arcilla al ser modelada
Elabora un busto con perfil marino
Libre de lastres, de esfuerzos
Con hilos de las mismas redes
Tejidas con el tiempo impasible,
Necesitare aquellas visiones
Envalentonadas pos el olvido
Anhelosos estan los brazos
Izados al viento libre
Asido por estos dedos, y el deseo,
Como una marejada sacude
Con un dulce repertorio
De idas y venidas
Lleno de sonidos celestiales
El litoral de los sueños
Uniendo otras palabras
El aire, hoizonte y pasiones.

Emiliano Yeguas
Agosto 2010
Desafía el tiempo

Nos desafía y reta el tiempo
Ante la ilusión y la utopía,
Rompe y rasga toda la esperanza
De anular el aire desgarrado,
Ese que engendra el mal
Para devastar y destruir
Como la fuerza de un huracán.

Quisiera poner límites al tiempo,
Para parar el movimiento de las olas
Y el sonido del viento,
Iluminar aún más las estrellas
Y poner coto a ése horizonte nublado
Con las cuatro cuerdas de una guitarra,
Pero el tiempo pasa impasible…
¡Quiero acariciar la brisa del mar
Aunque se abandone con resignación
Un barco sin timón y a la deriva!

El viento trae a la Atalaya, música triste,
El Elogio del Horizonte se revuelve,
Se agitan en la playa los tamarindos,
Al oír una voz atronadora
Allende los mares y montañas,
Las nubes se cargan oscuras
Y el agua descarga con aparatosidad,
Se apagan los faroles de la bahía…
Pero en tierra siempre nacerán
Nuevas flores heredadas de la semilla,
¡El tiempo somete y domina
La luz, que la vida ilumina!

Emiliano Yeguas “Nani”
20- Octubre-2012
El infinito estático

Vuelve, el Infinito estático
Se cansa de ver en el espacio
Los semejantes cielos
Perdido, en su distancia.

Algo poderoso le reclama
Entonando una leve fantasía,
Busca el camino que lleva
A la realidad y la utopía.

En los atributos emocionales
Se aparta la pesada piedra,
La que entorpece las esencias
Guiadas, orillando los sentidos.

Los dictados del tiempo
Ven un viento en la lejanía,
Acarician todas las estrellas
De un mismo sitio, y destino.

Emiliano Yeguas
Julio - 2011
El sendero del alba

La Luna lúcida vino a verme
Con toda la luz llena de alas,
Mueve sus picos alborozada
Porque caminito va al menguante.

El aura que sopla en la mar
La está velando cuidadosa,
El viento furioso pasa largo
Pliega las olas y embestidas.

Y yo miro pensativo la Luna
Y la veo con dos luceros de soles,
Son las nubes que la engalanan
Para vestirla de oro y plata.

Y se atonta la madrugada
Al resplandecer su luz en la orilla,
Las nubes están contenidas
Esperando silencio de estrellas.

Nadie toca su sombrero de niña
Está subida en lo alto, en su reino,
Y poco apoco la media Luna soñada
Marcha alegre al sentirse observada.

Las estrellas con sus picos de luz
Iluminan el silencio al sentirse espejos,
Y destellan las luces con sonrisas
Señalando el sendero del alba.

Emiliano Yeguas
Agosto 2012
En el fondo del mar

En el fondo del mar,
Hay espacios inabarcables
Rodeados de bellos oasis de colores,
Ahí se esconden sirenas encantadas
Envueltas en densas nieblas.

De fuertes tonos grises en el fondo
Y azules y verdes en las alturas,
Junto a los desiertos de arena fina
Cimentan bosques de algas y plantas,
Las rocas cubiertas de conchas
Alfombran esponjas, nácares
Y corales de vivos matices,
En las oscuridades de la noche marina
Iluminan las farolas del horizonte
Como si fueran estrellas relucientes.

El fondo del mar
Es como una marejada sin fin
Que la Luna certifica,
En el ir y venir esta
Su grandeza, su poder, su gloria,
Allá arriba, en tierra
Los ruidos del entorno callan,
Ahogados,
Ante el sonido atronador
De las olas interiores.

Al fondo del mar acuden
Los pensamientos oscuros,
Las ilusiones arrancadas,
Los vientos que traen tempestades,
Y las sinrazones.

Emiliano Yeguas
Noviembre 2012
Los abuelos.

En la vida afectiva y de cuna
Hay gentes más que entregadas,
Que donan su tiempo y dedicación
Para así ganarse su fortuna.

No se discute su colaboración
Obligatoria es casi su prestanza,
Pues necesitan con suma añoranza
Soñar el cielo y sentir dedicación.

Todos sus actos son fiel reflejo
De un fino entusiasmo y pasión,
Mas acusado es aún el sentimiento
Al dictar a sus nietos el sabio consejo.

Esta lección lustrosa y reluciente
De hechos y muchas experiencias,
Son las que ambiciona inculcar
A nietos, como una estrella radiante.

Se prestan a enseñar con gentileza
Frutos de sus usos y vivencias,
Hacen ostentad de su gallardía
Pues la vida les dio razón y certeza.

A veces son algo incomprendidos
Fruto de la ignorancia más completa,
Ellos con entereza y perseverancia
Evitan la inquietud y la impaciencia.

Abuelos, observar y escuchar
Abrazar el arco iris con sus colores,
Vuestras son las utopías e ilusiones
La vida, afecto, pasión y vuestra lucha.

Los dos cariños herederos
Diferentes amores, suelen serlo,
Unos te colman el corazón,
Y otros te llenan de sentimiento.

Emiliano Yeguas de las Heras
Septiembre – 2011
Un deseo

Para mi nieto Guillermo

Apareces con aroma exquisito,
Vuelan muy alto las mariposas,
Y las flores germinan animosas,
Al verte nacer mirando al infinito.

Tus ojos adormecen las orillas,
El aire brusco rompe el viento,
Y las lagrimas inundan tu lamento,
Cuando de deslizan por las mejillas.

Se abren los brazos extendidos,
Para abarcar toda la vida y el cielo,
Buscar el deseo y el anhelo,
 Despertando los amores y sentidos.

Añoramos la infancia escondida,
Entre estos ojos tiernos y dulces,
Como selectos y ardientes realces,
Que adornan tu mirada y tu vida.

Emiliano Yeguas de las Heras “Nani”
Febrero 2012
Dos gaviotas

Hay una gaviota entre las dos orillas
Que surca el cielo hábil y bulliciosa
Dejo atrás la tierra que no olvida
Y vuelve al mar, no es desconocida.

Une en vuelo dos ilusiones para soñar
Poseer un cielo libre de desilusiones
Y volar alto, tan alto para imaginar
Añadir, una sola voz y dos razones.

Congela en un momento dos monedas
Formando un solo caudal con encanto
Para derretir dos miradas aturdidas.

Dos lamentos articulan un solo sollozo
Dos canciones reúnen un solo canto
Dos gaviotas vuelan alto con alborozo.

Emiliano Yeguas
Junio 2012
Las estrellas los eligieron

Para mis nietos, Lorena, Jairo,

Álvaro y Guillermo.

…Y el cielo se descubrió ante lo bello,
Las flores del jardín se acicalaron,
También el mar las orillas arrullaron,
Y la vida apareció con suave destello.

El paraíso engalanó todas las estrellas,
Al ver abrirse los pétalos de amapolas,
Se colmó el gozo, las dichas y aureolas,
Y los jilgueros cantan a coro las coplillas.

Los colores del edén se ven a poniente,
Son pinturas que nos alegran las caras,
Cuadro y figuras de alegres pinceladas,
Que abraza y ciñe el corazón ardiente.

Canta el búho en el pedestal de caoba,
Alegrándose de la ventura aparecida,
Se posa majestuoso frente a la alcoba,
Vigila los sueños, el nido y su guarida.

Se esboza una sonrisa complaciente,
Cuando vemos absortos los momentos,
Esos que el poeta describe con alientos,
Son la vida, color, mirada, los instantes.

Observamos destellos y luces luminosas,
Las que alumbran tiempos profundos,
Esos que abarcan pasiones continuas,
Como ráfagas de vientos huracanados.

Vemos esa expresión y llanto maternal,
Allí, en llanuras del mar alegre y radiante,
Emerge como fuego de sol incandescente,
Llevando consigo calor eterno y fraternal.

Escondido y cobijado al mundo os mostrabais,
¡Que pare de girar el universo y el tiempo!
¡Que el llanto de la niñez interrumpa el infinito!
¡Escuchar! ¡Suena una sintonía eterna!

Emiliano Yeguas - Febrero -2012
Voluntarios
 (Intermon)


Llenos de ensueños e ilusiones
Persiguen un mundo necesario
De ideales varios, de razones
Por un mundo digno y solidario.

Su íntimo aliento suma con ánimo
No al lucro, ni provecho, ni usura,
Es el día a día, la vivencia pura
Lo que defienden con sumo mimo.

Persiguen una iniciativa loable
Son voluntarios, sin ostentación,
Desean un universo responsable
Al repartir riqueza y distinción.

El aumento de precios de alimentos
Lleva al traste algunas políticas,
El acopio de tierras por minorías
Conlleva cuantiosos lamentos.

La dureza del cambio climático
Es un atroz y cruel perjuicio,
Se ceba con los más necesitados
Y es ajeno a muchas voluntades.

Influyen estos y otros factores
En una correcta distribución,
Solicitan, entre otros valores
Adhesiones, apoyo y colaboración.

Todo lo que hacemos es gracias a Ti.
¿Cómo se come esto sin prevención?
¡Muévete, sacude tu pensamiento!
Piensa lo que podemos hacer juntos.
¡El futuro empieza ahora, acción!

Emiliano Yeguas
Junio 2012

A Mari,